Una parada en el camino

Por David Romero

ZoltarScript: Un pequeño programa para la planificación sesiones

2020-09-25 2 min read David Romero

La semana pasada estuve imaginando una aplicación ideal para planificar y mejorar las sesiones de una formación. Como no la encontré, decidí crear un pequeño script que pudiera utilizar para ese propósito.

Aunque tiene muchos defectos y limitaciones, porque no le podido dedicar más que el tiempo justo, de momento cumple decentemente con la mayoría de cosas que buscaba para planificar el curso. Realiza únicamente dos funciones:

  • Genera todas las sesiones de una asignatura para todo un curso. Indicando una fecha de inicio de curso, otra de fin de curso, los días festivos y los días y horas de la semana en los que hay una sesión de la clase, muestra todas las sesiones que habrá a lo largo del curso, creando una fila por cada una con el número de sesión, la fecha, el día de la semana y la hora concreta. En la fila de cada sesión hay una columna para planificar qué se hará en la misma.
  • Traslada todas las sesiones de la asignatura a un Calendario de Google, incluyendo el desarrollo de esa sesión en la descripción del evento. De esta manera, teniendo el calendario sincronizado, puedo consultar qué tengo que hacer en la próxima sesión en todo momento, mirando en el reloj, la tablet o el ordenador. También se puede exportar en formato .icalc, por si quieres llevártelo a tu aplicación favorita.

Todo se realiza en una Hoja de Cálculo de Google, por ser un formato muy fácil de manipular. Para el próximo curso, simplemente puede copiarse la columna de las sesiones en las nuevas que se generen, teniendo en cuenta los comentarios que se hayan puesto para mejorarlas.

¿Te gustaría probarlo para planificar tus clases? Puedes hacerlo siguiendo las instrucciones que encontrarás en el repositorio del proyecto.

¿Te ha sido útil y quieres colaborar con el proyecto? Puedes hacerlo de distintas formas:

Imagina… Una aplicación ideal para planificar y mejorar las sesiones de clase

2020-09-19 2 min read David Romero

Imagina una aplicación que nos permita planificar las sesiones de clase de una asignatura o módulo de un curso escolar completo.

Imagina que esa aplicación, solamente indicando nuestro horario semanal y los días festivos, nos genere todas las sesiones que debemos planificar.

Imagina que permite escribir una descripción en cada sesión, así como comentarios o futuras mejoras detectadas para tenerlo en cuenta en próximos cursos.

Imagina que podemos acceder, desde cualquier dispositivo y de un solo vistazo, a las sesiones y descripciones que tenemos que realizar un día concreto.

Imagina que nos permite realizar modificaciones sobre la marcha, como un cambio de orden, ajustando las sesiones pendientes a dicha modificación.

Imagina que podemos asociar fácilmente cada sesión con contenidos y criterios de evaluación.

Imagina que es capaz de exportar las sesiones en un formato fácil de manipular, para poder importarlas en un nuevo curso escolar.

Esto son solo imaginaciones mías. Si alguien conoce un software, a ser posible de código abierto (open source) y con posibilidad de instalación en un servidor propio (self-hosted), que ya esté más o menos preparado para estos casos de uso, le ruego que se ponga en contacto conmigo. He probado ya varios como Additio, iDoceo o Chalk Planbloard. La mayoría falla sobre todo a la hora de la exportación, ya que solamente permiten hacerlo en formatos como PDF. Que queda muy bonito, pero que es muy poco práctico para transformar, mejorar y reutilizar esas sesiones en cursos posteriores.

Sigamos imaginando.

Es la hora de la transformación digital de los centros

2020-05-31 2 min read Reflexiones educativas David Romero

Hace tiempo que envidio la administración digital de Estonia. Aunque, por muchos motivos, España no pueda compararse, sí es verdad que la tecnología está ahí y está infrautilizada.

Claro que una transformación digital necesita tiempo… Hasta que llega una epidemia. De repente, muchos trámites que requerían acudir a una oficina presencial, ya pueden hacerse desde casa. Los restaurantes tienen un código QR para leer su carta. El médico puede atenderte a través de una llamada telefónica y recetarte lo que necesites. Prácticamente de un día para otro. ¿Ya no es tan complicado de llevar a cabo?

Sea como sea, antes y ahora, hay que pensar en la transformación digital de nuestros centros educativos. Pensar y actuar. Además, a todos los niveles: administrativo, pedagógico y de gestión.

No se trata, en absoluto, de hacer el servicio menos humano. Al contrario, se trata de hacerlo más. Se trata de digitalizar y automatizar todas esas tareas que restan tiempo a las labores más importantes, que son las humanas.

Se trata de que el administrativo no necesite lidiar con papeles físicos (que además es muy poco ecológico), dedique el menor tiempo posible a tareas repetitivas como gestión de admisiones y matriculaciones y tenga disponibilidad para seguir optimizando procesos y dar una atención personalizada excelente a necesidades más concretas y menos comunes.

Se trata de que el profesorado dedique el menor tiempo posible a la elaboración de documentación puramente burocrática que no tenga un impacto positivo en la educación de su alumnado y más elaborando material didáctico de calidad adaptado a su grupo, menos tiempo poniendo calificaciones y más dando una retroalimentación adecuada y menos tiempo en reuniones que son un puro trámite y más coordinándose horizontalmente para llevar a cabo nuevas propuestas educativas.

Se trata de que los equipos directivos puedan hacer una gestión efectiva de sus activos, detectar necesidades más rápidamente con datos objetivos, tener un control exhaustivo de las incidencias y, de lo más importante, desarrollar un modelo de gestión del conocimiento del centro escalable y fácilmente trasladable a futuros miembros del equipo.

El reloj juega en nuestra contra. O aprovechamos la tecnología para aprovechar nuestro tiempo, o nuestro tiempo pasará.

Comienza la cuenta atrás.